jueves, 8 de octubre de 2009

Y como sé que me lo dice de corazón...

Por esto, hoy, quiero hacer un regalito a aquella persona que ha estado a mí lado a lo largo de estos diecinueve años que hace que dura mí romance con la ópera. Porque me ha apoyado, me ha dado ideas, ha compartido mi ilusión conmigo, y porque supo estar en un segundo plano uno de los días más felices de mí vida.
Porque nunca se cansa de leer todo aquello que escribo y que se me ocurre a raíz de la ópera, de un comentario o de cualquier cosa.
Porque con sus críticas constructivas me ha ayudado a mejorar y a ver las cosas de manera diferente, con pasión, sí, pero también con "razón".
Y ya lo decía hace unos días que no todos los momentos musicales de nuestra vida no tienen porque ser operísticos. Hay melodías populares que nos cautivan a la primera escucha, melodías bellas unidas a voces extraordinarias, como es este caso.
Una bella canción, un argumento de videoclip bien encontrado y un Plácido extraordinario que nos ofrece una versión de ensueño.
Para tí, mamá. Porque sé que te gusta. Que te gusta de verdad porque lo noto en tu voz. Disfrútala, pues, otra vez más. Para tí, "Paloma Querida".

1 comentario:

Tosca dijo...

Mira por donde no conocía este video!

Me viene como anillo al dedo, pues estoy pasando una temporada enganchada a "las placirancheras"!