lunes, 5 de octubre de 2009

Puccini ritrovato ed... ascoltato!

A juzgar por la portada del Cd, cualquiera puede pensar que tanto Plácido Domingo como Violeta Urmana son los protagonistas de este trabajo.
Pero no, el verdadero protagonista es Puccini y por esto el disco tiene el sugerente nombre de "Puccini ritrovato".
Siempre se agradece escuchar rarezas no publicadas del maestro de Lucca y comprobar así su gran inteligencia y sentido del drama, del efectismo, y sobretodo de la melodía que impacta en los corazones de los puccinianos, entre los cuales me encuentro.
Es sorprendente apreciar que el resultado de sus rectificaciones rozan el más elevado nivel de la perfección. Puccini lo quería así, y creo, en mí modesta opinión, consiguió musicar obras maestras.


Para recrear el dramatismo, Puccini era un genio, sinó pensáis así, os invito a hacer comparaciones cuando escuchéis el cd. La conversión del "Tu, tu, tu, Piccolo Iddio" es genial en la versión que la conocemos ahora. Toca lo más sensible del ser humano. En cambio en la primera versión le falta esa pizca de desesperación que todos los veristas necesitamos. De grito visceral.
Mucho mejor también es el "Sola, perduta, abbandonata" en la versión que conocemos hoy en día, puesto que va directa al drama, al efecto, sin caer en el tópico de ir repitiendo una y otra vez, (tres o cuatro veces en el cd), el "Sola, perduta, abbandonata" tal y como ocurre en la primeriza versión.


Una de las cosas sorprendentes de este trabajo es precisamente el original preludio del 3º acto de "Manon Lescaut" (acto del Puerto de le Havre).
Donde hoy esperamos escuchar ese genial "Intermezzo" que describe a la perfección situación y sentimientos, encontramos en esta ocasión un breve preludio de unos 4 minutos montado sobre la melodía del segundo acto que interpreta Manon "L´ora o Tirsi", que sinceramente, en mi opinión, no hubiera cuadrado con la genial música, totalmente de índole diferente, del acto tercero.

Quizás este breve preludio sea la causa de que alguna vez haya escuchado el "Intermezzo" que precede el acto tercero, en el acto cuarto. Cosa, que también me soprende.

En fin, es un cd curioso para los amantes de Puccini y de Violeta Urmana. Y ahora alguien me dirá... ¡y por supuesto de Plácido Domingo!... Pues... no.

Y no, porque esperaba un cd con más participación de Domingo puesto que de las doce pistas que están en el cd, Plácido, nuestro polifacético Plácido, no canta sinó en tres ocasiones: en la escena conjunta de "La Rondine", en un duo de "Edgar" junto a la Urmana (eso sí de 12 minutos de duración), y en la deliciosa "Parigi è la città dei desideri".

Esta es la impresión que me ha dejado en la primera escucha y que por razones obvias, me ha dejado con ganas de escuchar más a Plácido Domingo.
De todas manera, si alguien quiere escuchar a un desconocido Puccini en la voz de Domingo (y en todos los "tracks"), siempre puede recurrir a un disco que grabó hace ya bastantes años y que se titula "The unknown Puccini".

2 comentarios:

Tosca dijo...

Ya me interesaba este Cd pero, con tu explicación, me has acabado de convencer. Tengo ese trabajo anterior al que te refieres, The Unknow Puccini, y lo he disfrutado muchísimo, a la vez que me ha permitido conocer aun más el trabajo del compositor. Sí, este es un trabajo que me interesa por el mismo motivo. Gracias por la información.

brunilda dijo...

Me alegro de ello Tosca. Espero que cuando lo hayas escuchado nos des tu opinión.

Besos,