viernes, 9 de octubre de 2009

Entre nous, tout est fini...

No diré que hoy me levanto con esta notícia, porque hace horas que deambulo por allí, pero aunque era un secreto a voces, finalmente se confirma la separación de Roberto Alagna y Angela Gheorghiu, una de las parejas operísticas más prolíficas de los últimos 15 años.

No puedo negar que hoy tengo el corazón triste porque una separación o un divorcio siempre deja tocado sentimentalmente a aquél/lla que lo sufre. Estos son sus motivos y a nosotros no nos importan.

Pero lo que sí me duele es que muy probablemente no los veremos nunca más a cantar juntos. Tengo la suerte de haber podido escucharles a ambos, por separado, y abrigaba la ilusión de poder escucharlos juntos algún día. Ahora sé que ya he perdido ese tren.

Menos mal que nos quedan sus grabaciones. Sus dos voces unidas siempre lograrán llegarme al corazón como sólo la voz de Plácido Domingo logra hacerlo.

A ambos les deseo lo mejor y les doy las grácias por habernos regalado 15 años de arte conjunto.