jueves, 22 de octubre de 2009

Amor! Amor, infinito amor! Amor!

Con estas palabras que concluyen casi el cuarto acto de la obra más popular de Giordano, Andrea Chénier y Maddalena de Coigny se preparan para recibir la muerte que les espera y que les liberará de ese mundo en el que viven salpicado por la corrupción política: un espacio donde la Revolución "devora" a sus propios hijos.
¿Bonito, verdad? Claro. Puro verismo.

Pero no es de esta genial ópera de la que quiero hablar. El título de la entrada me venía bien para hacer eco del reciente (a pesar de que en Italia se presentó a finales del año pasado) trabajo del tenor Plácido Domingo.

Y seguro que los más suspicaces ya se han dado cuenta que hoy toca comentar "Amore Infinito", un disco dedicado a la poesía.
Pero no cualquier poesía. Esta es Poesía Papal, textos que el fallecido pontífice, conocido popularmente como Juan Pablo II, dejó escrita hace años y que ahora se ha musicado.

Y como no podía tener mejor impulsor que nuestro tenor más universal, Domingo se embargó en ese proyecto del cual, hoy mismo, he escuchado su resultado.

Para ser sincera lo que más me atraía de este disco es sin duda la voz de Plácido. Solamente con este ingrediente, tenía ya el éxito asegurado.
Había escuchado en algún "youtube" dos canciones: "La tua semplicita" y "La liberta" y aunque no me apasionaron, tampoco me desagradaron.


El disco tiene una duración de 48 minutos, repartidos entre 12 canciones, por tanto, no es de los largos. Como podéis comprobar en este enlace que os pego hay una versión también en italiano, aunque en su día leí que se editaría una versión inglesa y otra para México, si no voy errada.


La que tengo yo en mís manos debe ser la edición española porque gran parte de las canciones son cantadas en castellano y, la introducción del disco, que firma el propio Domingo, está redactada en castellano, todo un detalle de la discográfica, que siempre acostumbra a traducirlo en 4 lenguas, y el castellano no pulula nunca por allí.

Primero de todo, la impresión que me llevo es que se puede escuchar (pensaba que sería peor y que lo único que se podría aprovechar sería la bella voz de Plácido, que cante lo que cante, todo suena a gloria).

Las letras firmadas por Karol Wojtyla... es otro tema. Habla de todo y de nada. Letras irregulares que más que poesía, son a mí parecer, reflexiones personales sobre la vida, la naturaleza, la guerra, el amor, la figura materna, la libertad... Ideas desordenadas sin ningún orden ni criterio, ahora musicadas.

Por la música y orquestación, al escucharlo le he encontrado una cierta similitud a las melodías de los villancicos navideños al más puro estilo norteamericano, pero totalmente apartado de los clásicos "christmas songs" europeos que nos hablan de la Virgen, de Jesús y de los pastorcillos.

Tres de estos poemas han sido musicados por Plácido Domingo, Jr. y he de reconocer que las tres melodías son de lo mejor del cd.
Además, como curiosidad, se puede escuchar a Plácido "Grande" y a Plácido "Pequeño", -si se me permite esta pequeña licencia de nombrarlos así en tono cariñoso- en una canción que se titula "Love" y observar que los dos "Domingos" hacen un buen contraste musical. La forma de pronunciar el inglés por parte de Plácido "hijo" me ha gustado mucho nada más iniciar las primeras palabras.


Y sí, probablemente lo mejor del trabajo sean los dúos que Plácido canta con sus variopintos colegas del mundo de la ópera y de la canción, tales como Andrea Bocelli, Wanessa Williams (a mi gusto el mejor "track" del disco), Josh Groban, el citado Plácido Jr. y Katherine Jenkins.

Mucho mejor también las intervenciones en inglés e italiano, que a pesar de tener la traducción al lado en castellano, en idioma foráneo se hacen más atractivas, porque al "no entenderlas a primera vista" me he centrado más en la música.

En resumen, letras que, a mí criterio, no son nada del otro mundo; música que la puedes enforcar como un disco de "crossover" que no molesta.

Lo mejor la voz de Plácido que suena de manera brillante en zona alta y en zona baja.

3 comentarios:

Tosca dijo...

Uff, me da no se que este disco!

Si,lo reconozco, tengo prejuicios, pero eso de musicar letras de un Papa, y más "este papa" pues no me motiva para nada.

Estoy convencida que lo mejor de todo es la VOZ DE PLÁCIDO ( el grande, eh! )

Petons

brunilda dijo...

Sí, sí, el "grande"...

Anónimo dijo...

yo creo que se fucionaron dos grandes personajes para dar a conocer al mundo valores de amor justicia perdon y equidad, no creen que es lo que el mundo necesita y pide a gritos.