martes, 6 de octubre de 2009

Un cielo, sí, pero un "Cielito lindo"...

Porque todos los momentos musicales de nuestras vidas no tienen porque ser operísticos. A veces un simple bolero, un tango o una ranchera logran conmovernos el corazón quizás más que alguna de las cientos de óperas que hemos escuchado.
Porque la ópera y la música popular no están reñidas entre sí. Y a veces entre tanta ópera que escuchamos nos permitirnos un descanso y descendemos a las melodías populares que nos llevan, al igual que los Puccinis sublimes, a tocar literalmente el cielo. Almenos, a mí me ocurre esto, aunque cada persona es un mundo.
"Cielito lindo", una melodía mexicana que en la voz de Plácido Domingo, y de Carreras y Pavarotti que a su lado nada estropean, se convierte en un clásico. Es uno de mís momentos preferidos del primer encuentro de estas tres voces bajo el cielo romano.
Por melodía, por interpretación, por cariño hacia esas entrañables notas que todo el mundo conoce y sobretodo, por la complicidad entre los tres intérpretes.

2 comentarios:

Tosca dijo...

¡La de veces que habré visto este concierto!

Me encanta la sonrisa,llena de admiración y cariño, que Pavarotti le dedica a Plácido mientras interpreta esta canción.

¡¡¡ QUE PADRE !!!! ( como diría mi amigo mexicano)

brunilda dijo...

Y qué pedazo de voz que tiene... Ay... como me gusta su "Cielito lindo"...