domingo, 5 de julio de 2009

Perchè... perchè son io il poeta?

Con esta frase el poeta Rodolfo presenta Mimì a sus amigos.


Qué bello es el italiano. Para mí después de nuestras lenguas, la mejor para cantar porque aunque no sepas, en algún caso, lo que estás diciendo tiene un fonética dulce y agradable al oído. Cuando además se comprendre lo que se está cantando es cuando música y texto se filtran en nuestro cerebro y nos provoca la emoción.


Y hoy me siento poeta...


Hay dentro de la literatura operística grandes frases que hablan por sí solas, por significado y por el momento dramático de la obra en la que están situadas.


Me gustaría, ya que hoy va de poetas, poner algunas, iniciando así un apartado dedicado a aquellas frases que me emocionan, que me gustan, por su significado y otras que, a pesar de no comprender, las asocio con una determinada cosa y que cada vez que las oigo consiguen conmoverme...


En fin, hablar un poquito del texto que acompaña a la música. Buscar el significado de las palabras. Y éste, si aún no entendiéndolo consigue no dejarme indiferente, quiero decirlo. Necesito decirlo.


Pero hoy, tal y como he dicho, me siento poeta, y evidentemente me vienen a a mente dos óperas que me gustan especialmente: "Andrea Chénier" de Giordano y evidentemente "La bohème" de Puccini.


Para aquellos que dicen que los libretos son prescindibles espero con estos comentarios personales hacerles cambiar un poco esa opinión, y sino convercerlos, almenos intentar que aprecien esas frases, descubrirlas en su contexto, o redescubrirlas si ya se han fijado en ellas.


Y hablando de "Andrea Chénier" ¿puede haber algo más poético y emocionante, sutil y conmovedor que la última aria que el poeta entona en prisión "Come un bel di di maggio"?Leamos este fragmento y después escuchemos la interpretación (para mí insuprable) de Plácido Domingo en Viena del año 1981:

COME UN BEL DI DI MAGGIO

Come un bel dì di maggio
che con bacio di vento
e carezza di raggio
si spegne in firmamento,
col bacio io d'una rima,
carezza di poesia,
salgo l'estrema cima
dell'esistenza mia.
La sfera che cammina per ogni umana sorte
ecco già mi avvicina all'ora della morte,
e forse pria che l'ultima mia strofe sia finita,
m'annuncerà il carnefice la fine della vita.
Sia! Strofe, ultima Dea!
ancor dona al tuo poeta
la sfolgorante idea,
la fiamma consueta;
io, a te, mentre tu vivida a me sgorghi dal cuore,
darò per rima
il gelido spiro d'un uom che muore.










¿Qué puedo decir sobre esta interpretación de un Plácido Domingo en estado vocal de gracia que respira al son de la poesía del protagonista de la obra?. ¡Cómo logra emocionarme con "col baccio io d´una rima, carezza di poesia, salgo l´estrema ciiiiiiiiiiiiiiiiiiiima, dell' esistencia mia"!


Como alarga esta palabra casi hasta quedarse sin aliento... Magistral.


Y del poético Domingo-Chénier, pasamos al desesperado poeta que sabe que acaba de escribir sus últimas rimas: "darò per rima, il gelido spiro d´un uom che muore".

Creo que la palabra "spiro" está colocada aquí magistralmente.


Y es ahora, en el momento de escribir estas palabras que descubro el significado de esta última frase que literlamente dice: "daré por rima el helado suspiro de un hombre que muere".

Yo asociaba "spiro" a "respiración, aliento" y por esto mismo decía que antes de que el cantante pronunciara esta palabra tenía que respirar (no sé si esto está o no marcado en la partitura, simplemente son apreciaciones que me hago yo cuando me pongo a cantar esos trozos). De hecho Domingo respira y eso para mí lo hace aún más real y acorde con el texto.


Ahora veo que "spiro" significa "suspiro". No iba tan errada a la hora de interpretarlo y escuchando de nuevo la interpretación, creo que el hecho de referirse al "suspiro del hombre que muere", el último suspiro, el último soplo de aliento, esta respiración de la que hablo se dota aún más de significado dramático en el contecto de la obra.


Pero además de este bello fragmento de Chénier, la ópera en sí es un legado de texto que emociona y que habla por sí solo. Por esto mismo entiendo que "Andrea Chénier" la quieran cantar todos los tenores.


La unión de todos los elementos, vocales, orquestales y textuales, convierten a la ópera en uno de los títulos caudales del verismo.


Podría citar muchas frases que me gustan, a parte del popular "Improvviso", pero sin duda la declaración de poesía que hace Chénier en el segundo acto es, sin lugar a dudas, uno de los grandes momentos de la ópera donde el texto y la música hablan por sí solas.

CREDO A UNA POSSANZA ARCANA

No!...Credi al destino?...
Io credo!...Credo a una possanza arcana
che benigna o maligna i nostri passi or guida
or svia pei diversi sentieri de l'esistenza umana!
Una possanza che dice a un uomo:
"Tu sarai poeta!
"A un altro: "A te una spada, sii soldato!"
Or bene, il mio destino forse qui vuolmi...
Se quel che bramo mi si avvera, resto!.

ROUCHER
Se non si avvera?...

CHÉNIER
Allora partirò!
E questo mio destino
si chiama amore.
Io non ho amato ancor,
pure sovente nella vita
ho sentita sul mio cammin vicina
passar la donna che il destin fa mia;
bella, ideale, divina come la poesia;
passar con lei sul mio cammin l'amor!
Sì, più volte ha parlato la sua voce al mio cuore;
udita io l'ho sovente con la sua voce ardente dirmi:
"Credi all'amor; Chénier, tu sei amato! "


Esta última estrofa señalada junto con el posterior dúo de amor entre Chénier y Maddalena, son algunos de los fragmentos más destacados de la obra.


Pero además de esta ópera que sin duda retrata la vida de un poeta, quizás a la hora de pensar en el "poeta" nos viene a la mente el frágil Rodolfo de "La bohème" pucciniana y posiblemente porque asociamos la figura de un poeta a la bohemia y a las más bajas esferas de la sociedad.


De Chénier conocemos su poesía, sus úlltimos versos (Come un bel dì), en cambio Rodolfo no nos muestra su obra escrita, pero sin embargo nos deja una preciosa frase en el segundo acto. Una frase de poeta:

Questa è Mimì,
gaia fioraia.
Il suo venir completa
la bella compagnia,
perché... perchè son io il poeta,
essa la poesia.
Dal mio cervel sbocciano i canti,
dalle sue dita sbocciano i fior;
dall'anime esultanti sboccia l'amor.

"Porque soy yo el poeta, ella la poesía,
de mi cerebro, nacen los versos
de sus manos, nacen las flores,
de las almas exultantes
nace el amor"


¿Puede definirse de otra manera?

Quiero hacer un breve comentario acerca de la frase "perchè, perchè son io il poeta", pues cada vez que lo escucho me da la sensación de que Rodolfo no afirma, sino que pregunta. En realidad el texto marca la afirmación, pero el hecho de que estén los dos "perchè" me inspira a la duda. Porque sería muy poético precisamente esto, que Rodolfo se preguntara así mismo qué por qué él es el poeta y ella la poesía ante el asombro y el impacto amoroso que le acaba de nacer al conocer a Mimì.


Todo el inspirado libreto de "La bohème" es genial y tendría que empezar por el primer acto para marcar todas las palabras que cobran sentido para mí.




Continuará...