lunes, 7 de diciembre de 2009

¿Qué suena hoy en la gramola?: CANÇÓ D´AMOR I DE GUERRA


Y como no podía ser de otra manera empezamos este espacio con la zarzuela catalana “Cançó d´amor i de guerra” del compositor Rafael Martínez Valls.

La versión que nos ilustrará la obra escogida es la siguiente:

Francina: Montserrat Caballé
Eloi: Josep Carreras
Baldiret: Dalmau González
Catrina: Carme Decamp
Avi Castellet: Vicente Sardinero

Orfeó Gracienc
Director: Antoni Pérez i Simó
Orquestra Simfònica de Barcelona
Violí solista: Josep Mª Alpiste
Direcció artística: Joan Arnau
Director musical: Antoni Ros Marbà

La acción transcurre en el Vallespir, comarca catalana del Estado Francés, el 30 de noviembre del año 1793, en plena revolución francesa.
El primer acto se inicia en la fragua del Mestre Andreu donde varios forjadores están trabajando, entre ellos Eloi (el tenor) y Baldiri (tenor cómico) y, entre otras cosas, comentan que este mismo día es cuando se celebra la onomástica del Mestre Andreu, y abrigan la esperanza de que éste les de el día libre.



Forjador, bon forjador,
de las mans fermes i brunes
que del ferro saps fer engrunes
amb la teva noble suor.
Forjador, bon forjador
si poguessis dû a l’enclusa
el cor de l’enamorada
quina feina més amada
poder forjar el seu cor.
Amb quin delit posaries
el seu cor, que ara es de neu,
dins la fornal, i el faries
a cops de mall a gust teu.
Forjador, bon forjador,
no hi hauria al Vallespir
qui llencés un sol sospir
per un desengany d’amor.
per un desengany d’amor.




COR DE NOIES
Ning, nang, ning, nang,
Ja la campana vol repicar
i el sant ens crida des de l’altar...
Sempre en l’anyada, d’eixa diada,
les flors més belles portem aquí
i teixint senzilles toies
nostres mans gentils de noies
al bon Sant ne fem ofrena
perfumant el seu altar....
Ning, nang, ning, nang.
Ja la campana torna a sonar,
alegre ens crida son repicar...




FRANCINA
En el Vallespir la vida del meu cor
un jorn va sentir les glòries de l’amor.
Terra bella, terra nostra,
terra de l’amor sens fi,
llum, tota bellesa
de bonic florí...
Dolça terra jo t’estimo
i amb el cor tot abrandat
terra meva jo proclamo
mon amor mai igualat




NOIES
Dolça terra jo t’estimo....




FRANCINA
Per tu ma vida
serà alegria del goig de l’amor.
Terra nostra ta preada formosor
tingui sempre la besada del meu cor.
Terra bella, terra nostra,
terra de l’amor sens fi,
llum, tota bellesa
de bonic florí...
Dolça terra jo t’estimo
i amb el cor tot abrandat
terra meva jo proclamo
mon amor mai igualat




NOIES
Dolça terra jo t’estimo....


Se anuncia que el hijo del alcalde, el joven Ferran Ridau pedirá ese mismo día la mano de Francina, hija del Mestre Andreu, enamorada de Eloi, amor a la vez correspondido por el joven forjador.
Eloi se disgusta y después de que el Mestre Andreu de fiesta a sus trabajadores, el primero aguarda la llegada de su abuelo, l´Avi Castellet, que es el único pariente que le queda. Pero antes de que entre el anciano, Francina y Eloi se encuentran y ambos se declaran su amor eterno.


ELOI
Per tu, Francina meva,
vaig fer-me forjador,
per tu va abrandar-se
el foc d’amor dins el meu cor

FRANCINA
La llum de tes mirades
guiava el meu accent
doncs a elles dictaren
el meu amor fervent.

ELOI
Recordo les paraules
que prop de la fornal
brollaren de tos llavis
en aquell moment sens igual.
Tos ulls d’amor parlaven
d’aquell sentit amor
que sols la mort
podria desfer amb sa dissort.

FRANCINA
Per tu tindré com joia
la glòria preada
d’amor sens igual
fins que la mort arribi
serà estimar-nos
el nostre ideal.
Sens tu la més trista agonia
ompliaria ma vida de dol
i en mos ulls que ara són llum i dia
les boires vindrien
d’amarg desconsol.

ELOI
Francina de ma vida
les teves paraules
seran bell consol,
ja saps que jo, Francina,
mis voltes t’he jurat
que fondrem nostres vides en una
i farem de tots dos un sol ser.

FRANCINA
Que vingui prompte l’hora
que el gran amor nostre
puguem expandir.

ELOI I FRANCINA
Res podrà trencar
el que és el nostre sentir.

FRANCINA
Eloi aimat que mai oblidis
lo que em juraves.

ELOI
Jamai!

FRANCINA
Jo puc jurar-te que seré teva
per sempre més.

ELOI
Cel meu!

ELOI I FRANCINA
L’amor de nostra vida
será nostre ideal,
com vàrem jurar-nos un vespre
al peu de la fornal.
La llum de tes mirades
guiava el meu accent,
doncs a elles distaren
el meu amor fervent.


El punto cómico lo pone Baldiri y Catrina, que es una sirvienta del Mestre Andreu. Los jóvenes se quieren e inician el típico diálogo cómico antes de que entre en escena el joven Ridau que pide a la sirvienta que vaya a buscar a Francina.


CATRINA
Baldiret

BALDIRI
Catrineta

CATRINA
Gai ninet

BALDIRI
Ma nineta

CATRINA
Déu te guard, com estàs?

BALDIRI
A prop teu no ho sé pas

CATRINA
Minyonet

BALDIRI
Minyoneta

CATRINA
Bufonet

BALDIRI
Bufoneta

CATRINA
Si algun dia ens casem
ja sabràs el què és un petonet

BALDIRI
Petonet?

CATRINA
Quan et casis

BALDIRI
Ara no?

CATRINA
No et propassis

BALDIRI
Ai Déu meu quin patir

CATRINA
Pots anar a dormir

BALDIRI
Un petó

CATRINA
Tinc paciència

BALDIRI
Per què no?

CATRINA
No pot ser.

BALDIRI
Quan serem en aquell dia
ben juntets ens besarem.

CATRINA
Una serventa boniqueta

BALDIRI
I un forjador molt boniquet

CATRINA
Varen tenir una assentadeta

BALDIRI
A la voreta d’un riuet.

CATRINA
Ella li deia satisfeta

BALDIRI
Mentre ell li deia satisfet
si tu volgessis Catrineta

CATRINA
Si tu volguessis Baldiret

BALDIRI
Ai quin petó
faria jo
a la nineta
del forjador.

CATRINA
El forjador i la serventeta

BALDIRI
Varen sortir un dematinet

CATRINA
Com ella estava amurriadeta

BALDIRI
També ell estava amurriadet.

CATRINA
Per ço ell va dar-li una floreta

BALDIRI
I ella va dar-li un pinyonet
que ell va posar-se a la boqueta

CATRINA
I ella va pendre-li a pleret

TOTS DOS
Ai quin petó
faria jo
a la nineta
del forjador

TOTS DOS
Quan serem en aquell día
ben juntets ens besarem.

 
Cuando la tiene delante la amenaza para que se case con él a pesar de que la joven le confiesa que quiere a Eloi. Ridau no lo acepta y en este preciso momento entra Eloi que se tiene unas palabras con el hijo del alcalde.
Esta disputa es interrumpida por la llegada del Mestre Andreu y con él todos los pueblerinos que vienen a celebrar su santo. Se canta, se baila y todo el mundo está alegre.
A la vez, llega también l´Avi Castellet que ofrece una canción al Mestre Andreu –quizás una de las romanzas más bonitas de esta obra-.

 

Mestre Andreu, jo sóc un pobre pastor
que m’he fet molt vell prop de les carenes;
voldria ser un rei molt poderós
per donar-vos una joia de valor,
però l’ofrena que pue fer-vos
és solament una cançó:
escolteu-la i accepteu-la
que és la unica riquesa
que disposa el vell pastô.

L’AVI CASTELLET
Les neus de les muntanyes
em diuen adéu,
les pedres de la serra
m’ho diuen també...
Trist i ben trist cantava
un caduc vell pastor
veient que n’arribava
sens trigar la tardor.
Jamai més les muntanyes
podré tramuntar,
adéu cabana amada,
adéu mon ramat,
Dolça jovinesa, trista recordança
lluny de mi la pena del teu bon record.
Pastor, vellet i trist caduc pastor.
Ton cor viurà en la neu del Canigó
Cantava de nit i dia
l’angoixa trista
del seu bon cor.
La mort tingué pietat del seu dolor
i va tancar sos ulls amb un petó.
Posaren damunt sa fosa
una creu feta del seu bastó.


Se acaba la fiesta y Eloi regresa a la fragua, pero es incordiado por el joven Ridau pistola en mano. Forcejean y Eloi acaba quitándole el arma y le hiere. Deja al herido tendido en el suelo y rápidamente se aleja del lugar a caballo para no ser arrestado.


En el acto segundo hay bastante movimiento, sobretodo por las discusiones de la pareja cómica (Baldiri y Catrina). L´Avi Castellet se ha vuelto ciego de tanto llorar a su nieto Eloi que después de la disputa entre él y el joven Ridau, marchó del pueblo; y entretanto está a punto de celebrarse la boda entre Francina y el hijo del Alcalde Ridau.
Pero Eloi ha regresado al pueblo de incógnito y disfrazado de mendigo se entera que la boda de Francina se celebrará al día siguiente.
De pronto aparece el Mestre Andreu con el alcalde y cuando éste marcha, Francina se queda sola con su padre y abrazándole comprende que no pueden hacer nada para deshacer esa boda. Entonces, Francina se queda sola y en un momento de nostalgia entona la canción del forjador, a la que Eloi contesta, pero ella atribuye su réplica al eco y se marcha de la escena.


Antes de dar paso a la siguiente escena, la figura de la historia nos narra como se ha desarrollado la revolución francesa: el país está arruinado y todos los pueblos han sido arrasados sin piedad.

En el siguiente cuadro encontramos a una triste Francina al lado de l´Avi Castellet y resignada ante la inminente boda con el joven Ridau, pero l´Avi le infunde coraje y le dice que la ayudará en todo en este matrimonio no deseado.

Cuando se retiran de la escena, aparece Eloi vestido de capitán de la República con algunos soldados que regresarán después una vez apresen a l´Avi Castellet.
Eloi en un momento de recuerdo de la tierra que abandonó, evoca a las montañas del Pirineu, uno de los fragmentos más populares de la obra.

object width="353" height="132">

ELOI I COR DE SOLDATS
Pirineu, tes blanques comes
parlen a l’eternitat
dels combats i les victòries
ets emblema immaculat.
Front altiu de nostra terra
amb el més encès fervor,
et proclamo dolça serra
de les serres la millor.
Pirineu, serra estimada
fins al cel aixeca el front,
perquè tu muntanya aimada
la més bella d’aquest món.
Si d’aquí em treien un dia
fóra tal el meu sofrir,
Pririneu, que d’enyorança
no trigaria a morir.

SOLDATS
Pirineu, serra estimada
fins al cel aixeca el front,
perquè tu muntanya aimada
la més bella d’aquest món.

ELOI
Si d’aquí em treien un dia
fóra tal el meu sofrir,
Pririneu, que d’enyorança
no trigaria a morir.

ELOI I SOLDATS
Pirineu!


Entran los soldados con l´Avi Castellet, y abuelo y nieto se reconocen. Después entra Francina y descubre a Eloi como capitán de la República Francesa.
De nuevo entran los soldados: han detenido a Ferran Ridau como traidor y debe ser desterrado por su propio padre, el Alcalde.
Finalmente Eloi con un gesto de nobleza deja escapar a Ferran Ridau. Eloi irá a cumplir su deber como capitán de la República, mientras ruega al mestre Andreu que cuide de su hija Francina, con la que se casará a su regreso.

2 comentarios:

panis nostrum dijo...

Que lástima que no esté la obra completa. Este es el único lugar en que he podido oir con bastante calidad esta versión de la obra (la mejor, sin duda). Tengo un vinilo de mi suegro pero está muy rayado.
Gracias de todas formas. El fragmento de la Evocació al Pirineu no funciona.
Un saludo
Manel

brunilda dijo...

Bienvenido panis nostrum.

Me alegro que te haya gustado esta versión, sin duda excepcional. No podía ponerla toda.
Es raro lo del fragmento del "Pirineu", quizás con el tiempo que ha pasado se haya estropeado. Una lástima.
Si estás interesado en la grabación no tengo ningún problema en compartirla.
Ya me dirás.

Saludos, Manel.