lunes, 28 de septiembre de 2009

La dolcissima effigie...

Hace precisamente hoy 41 años que Plácido Domingo entonaba sus primeras notas en el Metropolitan de Nueva York sustituyendo a uno de los grandes de la ópera: Franco Corelli. En la foto junto a Renata Tebaldi en la "Adriana" del MET.




Recordemos este hecho tal y como se explica en el libro:

Lewis, M. “Los Tres Tenores. La vida privada de Plácido Domingo, Luciano Pavarotti y José Carreras”. Ed. Javier Vergara Editor, S.A. Argentina, 1.997.

Esta noche, mientras se estaba afeitando en su hogar de Nueva Jersey, el Sr. Bing le telefoneó “Venga de inmediato -ordenó-.Esta noche hará su debut en la Metropolitan”. Domingo estaba furioso. Se encontraba agotado después de pasar horas cantando y ensayando el día entero, y le exigían una presentación muy poco auspiciosa ante el público de la Metropolitan Opera. Ofrecer a un tenor nuevo tan poco tiempo para prepararse era absurdo. Bing parecía sentirse perplejo. Domingo condujo su coche desde Teaneck hasta Manhattan, a gran velocidad: llevaba la boca completamente abierta intentando frenéticamente preparar su voz y abrir la garganta. Vocalizaba en do mayor, subiendo y bajando por la escala, mientras su boca formaba los sonidos vocales “a, e, i, o ,u”. Cuando el tránsito en la autopista de Manhattan Oeste se detuvo un poco en cierto lugar, vio que un grupo de personas que viajaban en un vehículo próximo lo señalaban y se reían ante el espectáculo de un adulto haciendo muecas y emitiendo sonidos que nadie alcanzaba escuchar. Domingo bajó el cristal de su ventanilla y gritó: “¿Adónde van?. Por supuesto, la respuesta fue: “A la Metropolitan”. “No se rían -gritó Domingo-, ¡ dentro de pocos minutos me verán en escena !”

Su "Adriana" más reciente en el MET. Con Domingo no se puede decir nunca "última" porque siempre nos obsequia con nuevas sorpresas.

FELICIDADES MAESTRO!

1 comentario:

Tosca dijo...

Estoy segura que, ese grupo de viajeros, siempre recordará ese día. ¡ Menuda cara se les debió quedar al escucharle!