domingo, 30 de mayo de 2010

¡¡Vergonzoso!!

Sí, vergonzoso es la aparición de un espontáneo mientras Daniel Diges representaba a España en el Festival de Eurovisión.

Primero pensé que era del propio número dado que el intérprete ni se inmutó al verlo aparecer en  el escenario, pero la tardía actuación de los miembros de seguridad nos confirmó lo que realmente era: un espontáneo con una "barretina" haciendo el tonto y boicoteando la canción que nos representaba, algo que jamás se había visto en este certámen.
Por propia decisión de la organización del Festival, Daniel Diges repitió la canción al final del concurso, pero desgraciadamente quedó en la 15ª o 16ª posición.




Realmente es un tema que no encaja en este blog, pero creo que es de justícia mencionarlo por la imagen que España dio ante el resto de Europa. Seguro que muchos países en aquel momento y a estas horas aún se están riendo de nosotros. ¡Qué vergüenza, por Dios!

Desde aquí felicito la actitud profesional de Daniel Diges y de todo su equipo. Este año tampoco pudo ser, veremos el siguiente. Un bravo para Diges y para el resto del elenco.

Os dejo con su "Algo pequeñito".