viernes, 7 de mayo de 2010

Hoy me apetece...

Una dosis de mí querido Puccini.

Después de casi cuatro horas de Mozart el domingo pasado en la Faràndula, llevo toda la semana pensando en Roma y en la "Tosca". Y qué mejor manera de sacarme la espinita mozartiana que con este fantástico "E lucevan le stelle" en la voz del incombustible Maestro Domingo. Ala, a disfrutar...