domingo, 31 de enero de 2010

Bien claro y bien alto: Me tiene enamorada...

Lo confieso: tengo debilidad por la zarzuela. Me encantan sus músicas, sus argumentos sencillos, esa pasión de los personajes y esa facilidad que tiene de introducirse en el corazón de las personas que la escuchamos.

Y no me da vergüenza decir que hay zarzuelas mucho más bonitas que según que óperas, y si además estas zarzuelas y estas romanzas tengo la suerte de que las cante este señor que vemos en la foto mejor que mejor.

Estaba escuchando esta mañana este disco de romanzas que grabó en su día Domingo. Y quizás porque lleve un cierto tiempo escuchando zarzuelas que nunca había escuchado en la vida, sólo por las referencias que me canta mí abuelo, o bien porque estoy en una etapa un poco más sensible... pero lo cierto es que desde siempre la zarzuela me ha acompañado desde que me inicié en el mundo de la ópera.

Y desde aquí la reivindico ya que si nosostros mismos no conservamos esas músicas y las damos a conocer, de morir no morirán porque para esto están las grabaciones, pero se irán olvidando hasta que generaciones a venir se pregunten: ¿Qué es esto de la zarzuela?...

Y cuando la descubran y la oigan la disfrutarán igual que hoy la disfruto yo. No es un género inferior ni superior. Es nuestra música, nuestras raíces musicales.

Cuando miro según qué programación de temporadas de ópera nacionales pienso que en lugar de tanta ópera que sólo la conoce el compositor que la ha escrito, se podría hacer un poco más de zarzuela y dar a conocer sus músicas, y sobretotdo elevándola al nivel que se merece.

¿Quién se puede resisitir a esto? A ver...a quién no le gusta esto...



Pues sinceramente, prefiero esto que según qué opera....


3 comentarios:

Tosca dijo...

Pues sí, sí que me gusta, sí.......Aunque he de reconocer que no tengo esa admiración tuya por este género. No me preguntes porque pero reconozco que he tenido mis prejuicios. Quizás a causa de sus argumentos localistas y sencillos, quizás debido a la poca divulgación que de él se ha hecho de un tiempo a esta parte, no lo sé. Lo que es cierto es que pasó de ser la banda sonora de una generación a desaparecer, casi totalmente, de las programaciones de los teatros nacionales.

Admito que lo poco que conozco es gracias al maestro Domingo. En su voz y en su convicción al cantarlas, estas piezas se codean sin complejos con las grandes arias de ópera.

Vale la pena aprovechar ese maravilloso vehículo que nos ofrece su voz para bucear en ellas. Seguro que me llevaré auténticas sorpresas. Nunca es tarde para aprender…… ni para mí ni para los teatros de este país. Tenemos buenas voces, tenemos temporadas estables, tenemos buenas orquestas y buenos coros pues…… a que esperamos para desempolvarlas?

Nilda dijo...

Soy de Buenos Aires, pero no recuerdo en que año fuè èsta actuaciòn en el Avenida...gracias...

brunilda dijo...

Creo que fue en 1996 muy a estirar 1997. Y diría que actuó con Mª José Montiel dirigidos por Miguel Roa.