viernes, 1 de enero de 2010

Año Nuevo... Vida Nueva...


Almenos es lo que todos deseamos.

Y como no podría ser de otra manera hoy toca hablar del tradicional Concierto de Año Nuevo desde Viena, donde un ya entrado en años -cuenta 85- Georges Prêtre, nos ha dado la bienvenida musical a este año 2010 que todos esperábamos con ganas.





¡Qué arda el 2009! era una de las frases más repetidas ayer noche, y aunque sea solamente por una vez en la vida, comparto la opinión pública.

Pero a lo que iba, Georges Prêtre ha llenado de buena y excelentemente interpretada música la dorada sala del Musikverein, empezando por la obertura del inolvidable "Murciélago" hasta la popular "Marcha Radetzsky". Además, y grácias a que hoy se inicia la etapa de una televisión pública sin publicidad, hemos podido gozar íntegramente del reportaje que se nos ha brindado desde la ORF que recogía los entresijos del popular Concierto de Año Nuevo.

Disfruté en el concierto de 2008 y también lo he hecho en este 2010 que acabamos de empezar... Y sí, para los nostálgicos de la tele... ahi va un viejo logo de Eurovisión:



¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!!!!

1 comentario:

Tosca dijo...

Para mí es una cita ineludible. Desde que tengo uso de razón, para mí no empieza realmente el año nuevo hasta que la música de Strauss le da la bienvenida y, la verdad es que este año lo he disfrutado muchísimo!

Bravo Sr. Prête!!!