martes, 30 de marzo de 2010

Ya está aquí...

Pues sí, el temible apagón analógico ya está aquí. Este mediodía ya no se emitía más que en formato digital y este es el mensaje, o uno de parecido, que aparecía en nuestras pantallas.

Empezamos de esta manera una nueva era, la digital. Nadie entiende el por qué del cambio, pero lo cierto es que en TDT la imagen se ve mucho mejor.

Y si no fuera porque muy de vez en cuando Plácido Domingo asoma la cabeza en televisión... me hubiera quedado sin emisión. Qué tranquilidad... Os podeis imaginar días y días sin tele pudiendo leer, escuchar música en silencio, sin oír el volumen pasado de decibelios del vecino... Qué calma, que gusto...

Lo bueno que nos queda de la emisión en digital es que oiremos y veremos mucho mejor al Maestro Domingo. Sea dicho, bienvenido el cambio.