domingo, 6 de junio de 2010

Las comparaciones son odiosas


Así lo dice el dicho popular, pero desgraciadamente es así

Acabo de asistir a un espectáculo de zarzuela en el Teatre Principal de Sabadell, del cual haré un comentario en el próximo post, pero ahora quiero quedarme con esta pieza: "Ya mis horas felices" de "La del Soto del Parral", ni más ni menos cantada por este señor:



¿Y por qué? Pues sencillamente escuchad como la canta y dejaros llevar por su voz.

1 comentario:

Tosca dijo...

Sí, las comparaciones son odiosas pero, en este caso además, resultan imposibles. Nadie resiste la comparación con este Plácido!

BRAVO!