lunes, 29 de junio de 2009

Amabilidad sorprendente del Teatro de la Maestanza

Haciendo eco de la simpatía y amabilidad andaluzas, debo manifestar el detalle que conmigo ha tenido esta mañana el Teatro de la Maestranza de Sevilla.

Tuve la gran suerte y privilegio de asistir hace tres semanas a la representación de “Los Pescadores de Perlas” en versión concierto que se hizo en el teatro sevillano, donde el protagonista indiscutible fue el tenor francés Roberto Alagna.

Era la primera vez que estaba en Sevilla y evidentemente en el Teatro. Quedamos aún así, maravilladas de sus gentes (todos muy, muy amables), es decir, que por una vez, el tópico de la simpatía andaluza era cierto.

Pero soprendidas quedamo también del Teatro, de una cústica excepcional, calor y sabor especiales.
Por el entusiamo con el que salimos de la representación y por lo emotivo del momento, escribí un correo electrónico al Teatro para saber si podía obtener una copia de la representación (en caso que se hubiera grabado).



Cuál ha sido mí sorpresa que la persona a la que dirigí el correo, que no era la que llevaba directamente el tema, ha trasladado mí petición y ella misma se ha encargado de llamarme personalmente para decirme que no la habían grabado.

La copia es lo de menos, quiero agradecer el detalle y el gesto que para mí es muy reconfortante.

Grácias Sevilla y grácias Teatro de la Maestranza.