sábado, 15 de marzo de 2014

Un mes de marzo repleto de buena música y fantásticos tenores.

Quizás esta temporada no la tengo atiborrada de representaciones operísticas. Hay bastantes factores que han hecho descender el número de representaciones a las cuales me hubiera gustado, evidentemente, asistir.
Por ello he tenido que seleccionar y quedarme con lo que realmente he considerado más interesante, y lo que de entrada, ya sabía, que me proporcionaría más placer.
 
Comentaba, en una entrada de final de año que mi temporada 2013-2014 empezó con un interesantísimo concierto de zarzuela en la Faràndula de Sabadell, y al mismo, tomará relevo, si la salud se lo permite, y tenemos la suerte de que no nos cancele, el recital de Jonas Kaufmann en el Liceu de Barcelona, el próximo 28 de marzo.
 
 
 
 
Este recital, viene a sustituir el que se programó en 2010 y que canceló, aunque en aquella ocasión la cita era con “La bella molinera”, y ahora lo será con el “Viaje de invierno”, ambas de Schubert, y ambas interesantísimas. Dos ciclos que Kaufmann borda.
Además, viene como complemento ideal a su reciente disco publicado en febrero, precisamente del “Winterreise”, recomendable de escuchar antes del acontecimiento, perderse en su música y disfrutar de la expresividad al máximo que solo el tenor bávaro es capaz de imprimir actualmente al Lied.
 
 
 
 
 
Pero por otro lado, y en un mismo fin de semana, de Barcelona a Valencia, viaje relámpago para escuchar al inagotable Plácido Domingo en uno de sus roles talismán, el “Simon Boccanegra” que protagonizará en el Palau de les Arts y que se estrena el próximo día 27.
 
La actualidad pasa pues por Barcelona y Valencia… y ahora… a esperar…