domingo, 6 de noviembre de 2011

Pero "sigue" siendo el Rey...

Extraña mezcla de sensaciones la que que estoy viviendo esta semana.

Plácido Domingo, el gran Plácido Domingo, la voz que hace que disfrute cada día más y más de la ópera, la voz con la que me inicié en este mundo y que más ha hecho emocionarme, celebró la semana pasada sus 40 años de debut en el Covent Garden.
Corría el año 1971... ni siquiera había nacido cuando el afortunado público inglés pudo gozar de su Cavaradossi.


No pude asistir a esta celebración, como tampoco pude hacerlo cuando cumplió, este pasado 21 de enero, 70 años. A pesar de ello, mentalmente estaba en Covent Garden.
Sí, 70 y nuestro tenor más universal sigue en el pie del cañón dando guerra a los jóvenes que empiezan, y aquellos que ya están o se están consolidando en estos momentos.

Recuerdo, cuando este pasado mes de mayo pisé por primera vez en mí vida el coliseo londinense. Fue inevitable pensar en la historia de este teatro y en todas aquellas óperas que Plácido había cantado allí, y que, curiosamente entre las cuales, están muchas de mís versiones preferidas.

Este teatro que alimentaba de pequeña mí aún escasa colección... aquel teatro con el cual un día soñaba en ver un representación a Plácido Domingo... no sé si estaré aún a tiempo de verle en Covent Garden... en fin, ese teatro en el que nunca pude imaginar al que asistiría, produjo en mí un sinfin de sensaciones que culminaron en llanto.
No podía contener las lágrimas al ver aquella imponente sala.
Ahora lo recuerdo y pienso qué afortunada he sido de poder estar allí y sentir todo ese océano de sentimientos, de alegría, de sorpresa, de crecimiento...


Decía que muchas de mís versiones de referencia han sido cantadas en Covent Garden y por Plácido Domingo, por esto quiero hacer una especie de viaje en el tiempo y recordarlas, ya que ellas me han  acompañado durante todos estos años.

La primera ópera que vi retransmitida desde este teatro fue, aún hoy - y para mí- la insuperable "Manon Lescaut" que Domingo protagonizó junto a la neocelandesa Kiri Te Kanawa. No se puede cantar mejor este fragmento:



100% verismo, 100% pura emoción. Domingo en estado puro.


"Los cuentos de Hoffmann", considerada en su momento como una de las mejores filmaciones de ópera realizadas, me descubrió esta magnífica ópera y ese interesante personaje que da título a la obra. Un poeta acabado, hundido en la miseria que es capaz de enamorarse de una muñeca y de una cortesana. Pero, cuando encuentra el amor más puro y correspondido, ella muere.
Una ópera que para un cantante es un verdadero "tour de force" al alcance de muy pocos privilegiados.






Este dueto, correspondiente al acto de "Giulietta", la cortesana veneciana es realmente electrizante en las voces de estos dos grandes intérpretes.

Genial también esta entrada:





"Andrea Chénier" también llegó desde Londres con un extraordinario momento vocal del tenor. Junto a él, la Maddalena de Ana Tomowa Sintow y el Carlo Gerard de Giorgio Zancanaro. Descubrí con ella que esta ópera es mucho más que el famoso "Improvviso".
Dificil de por sí, la inmortal obra del maestro Giordano me abrió las puertas a la Revolución francesa y a todo un mundo de matices que sólo los compositores veristas son capaces de hacerte descubrir.




Pero, sin lugar a dudas, la ópera que más me ha entusiasmado de este teatro ha sido y es sin lugar a dudas el "Otello" con Te Kanawa y Leiferkus bajo la batuta del maestro Sir Georg Solti.
Esta representación fue especial para mí: mí primer "Otello", la ópera que siempre deseé escuchar en la voz de mi admirado Domingo cuando aún era una principiante en el mundo de la ópera.
Para mí esta versión es, como tantas otras del maestro, insuperable, única, realmente extrordinaria e irrepetible. Domingo en el papel del moro de Venecia. No pude disfrutarla más:



Y sí, Plácido Domingo sigue siendo el rey de la ópera. Para comprobarlo sólo basta escuchar como suena la voz, a sus 70 años en el tramo final del "Otello" que ofreció hace escasamente una semana en Covent Garden:

http://es.euronews.net/2011/11/02/los-cuarenta-anos-de-placido-domingo-en-el-covent-garden/

Grácias Maestro por hacernos disfrutar tanto.

1 comentario:

Tosca dijo...

Ay!! Esa Manon, ese Hofmann, ese Chenier y ese Otello.... Por favor! Lo mejor de lo mejor!

Que sí, que sí.. que no se puede disfrutar más! Que sigue siendo el mejor! ......

Que Viva Domingo!!!!