jueves, 19 de mayo de 2011

19 de mayo de...1961: 50 años. Suma y sigue.



Fecha en la cual un jovencísimo tenor que respondía al nombre de Plácido Domingo, debutó como primer tenor en Monterrey en el papel de Alfredo Germon de "La Traviata" de Verdi.

Y desde entonces han llovido la friolera de 50 años y Domingo sigue.
Y parece que hay para tiempo, ya que según leí tiene compromisos hasta 2015, año en que tendrá 74 primaveras, solamente.

Coincidencias de la vida, "La Traviata" fue la primera ópera que escuché con dos años, y el primer tenor a quien se la escuché fue a Plácido. Más tarde sería también la primera ópera que grabaría en vídeo.



Podría decir, a estas altura, muchas cosas sobre Plácido Domingo, nada que no haya quedado ya escrito. Pero hoy es un día especial: son las bodas de oro de Plácido con la ópera.

50 años de éxitos. 50 años disfrutando de su voz. 50 años en que ha dado lo mejor de sí en un escenario. 50 años entregado al público. 50 años admirado. 50 años en los cuales no han faltado sus detractores.

Sí, nos ha regalado 50 años de su vida y nos ha enseñado a amar la ópera. Son 50 años que llevamos queriéndole y admirándole.

Grácias por ello, Maestro. Dios le conserve la salud, la voz y esa pasión que pone en todas las cosas que hace.

Grácias y muchas felicidades. Pocos artistas llegan donde Vd. ya hace años que ha llegado.