domingo, 23 de agosto de 2009

La "amabilidad" del Chatelet de París

¿Tanto les cuesta a los franceses hacer más agradables los días de los turistas en París? Tan grave es pedirles poder hacer una visita a su teatro y que te echen sin tan siquiera darte una explicación del por qué no se puede entrar?
Esto nos ocurrió el pasado viernes en París. Nos acercamos al teatro con el objetivo de ver el teatro donde tres meses antes Plácido Domingo había cantado el "Cyrano de Bergerac" y la chica de recepción hizo una llamada por teléfono al interior. No entendí muy bien que decía porque hablaba bajo, pero sí que oí que les decía que éramos turistas.
No nos dejaron pasar. Pregunté el por qué, en inglés, en francés y en italiano. Y su respuesta fue: "No se puede, no se puede".
Ignoro si había algún motivo técnico o no.
Nos echaron a la calle, pero antes de salir les di las grácias por su "atención" y "amabilidad" únicas con el turismo enamorado de la ópera y por las explicaciones y trato recibido.
Y es que cuando vas por el mundo, tienes que dar las grácias cuando te "tratan tan bien".

2 comentarios:

teresa dijo...

Bueno, no se yo en otros teatros, pero en el Liceu no habrías tenido ni la oportunidad de hablar con la señorita de recepción, porque está cerrada hasta la tienda de merchandaising, no sólo l'Espai Liceu, sino hasta la tienda pequeña de la entrada.
Lo de las visitas, lo entiendo, porque en muchos casos se hacen a través de voluntarios que se prestan a hacer de guias, y diles tú a los pobres que también tienen que hacer visitas en agosto. Pero que un turista que pase por las Ramblas y se quiera llevar un lapiz o una libretita o lo que sea con el logo del Liceu no pueda! O sea que, no es un tema de los franceses, aquí es peor.

brunilda dijo...

Si Teresa, quizás tengas razón, pero es el primer teatro en el que me tratan tan mal y sin tan siquiera dar una explicación.