lunes, 31 de diciembre de 2012

¡Feliz 2013!

Un año que se apaga ya.
 
2012 ha sido un ejercicio difícil, lleno de cambios normativos, y de toma de conciencia de la situación por la que estamos pasando.
 
Que el 2013 que se avecina sea mejor y más fructífero que su predecesor. Que nos traiga a todos salud, trabajo a aquellos que no lo tienen, y además esperanza e ilusión.
 
Y que podamos gozar de mucha música, de mucha ópera, a pesar del encarecimiento de las entradas.
 
 
 
Pero el Año Nuevo siempre empieza bien para los melómanos, ya que mañana tenemos una cita desde la Musikverein de Viena, en la que sonarán los suaves y dulces compases del vals, el baile de la elegancia. Y un año más el "Bello Danubio Azul" precederá la famosa "Marcha Radedsky" con la que despediremos el concierto aguardando de nuevo la edición del 2014.
 
Feliz Año Nuevo a todos.