jueves, 1 de septiembre de 2011

Ha llegado ya el 1 de septiembre

Parece que fue ayer que todos esperábamos que llegara el día de decir adiós, temporalmente, a nuestros trabajos y adentrarnos, por fn, en el fantástico mundo de las vacaciones, momento en que se aprovecha para hacer aquello que durante el año queda en el tintero, o simplemente para descansar o no hacer nada.

Pero un año más, septiembre aparece inexorable recordándonos la realidad del día a día, de la vuelta a la rutina. Tenemos unos largos 11 meses por delante antes de cogernos las próximas y ya deseadas vacaciones, período que aún tenemos tan reciente.

El mes eptiembre, pero, también es motivo de alegría para los amantes de la ópera. Empieza la nueva temporada en muchos teatros y de nuevo aparecen las ilusiones, las funciones que todos deseamos ver. A muchas de ellas asistiremos, a otras tendremos que conformarnos con los ecos que lleguen de aquellos afortunados que vayan, pero siempre sin perder la ilusión.

Así es que bienvenido sea el 1 de septiembre. Apuremos pues los últimos días de vacaciones que quedan con mucha ópera y muchos conciertos. Con las pilas suficientemente cargadas afrontaremos, espero, un buen año operístico.

4 comentarios:

FanaticoUm dijo...

A chegada de Setembro é a chegada das novas temporadas de ópera. Que bom! :-)

brunilda dijo...

Sí FanaticoUm, qué ganas tengo ya después de un agosto sin ninguna función operística!

Saludos,

josep dijo...

Bona rentrée plena de bona música.
Una abraçada

brunilda dijo...

Josep, això espero.

Salutacions,