lunes, 15 de julio de 2013

Quién sino Plácido Domingo...

Quién sino Plácido Domingo tiene la suficiente fuerza y virtud como para salir del hospital el sábado y estar en el Teatro Real el domingo para presenciar el ensayo general de "Il Postino", la ópera de Daniel Catán que el tenor ha tenido que suspender debido a una embolia pulmonar que sufrió el pasado lunes y por la cual ha permanecido ingresado casi una semana.
 
Fue precisamente el sábado en que se conoció que Domingo abandonaba el hospital. Sus fotos en twiter y Facebook tranquilazron a todos sus seguidores, pues el tenor luce un aspecto sensacional, aunque lo que es menestar y es necesario es que Plácido Domingo se tome la vida con más calma, que disfrute y repose porque en este momento lo más importante es su salud y su evolución.
Estoy segura que tendrá sensatez y lo hará.
 
A su manera pero lo hará... Mientras piensa en ello, ayer se dejó ver en el coliseo madrileño acompañado por su esposa Marta, su hijo Álvaro, y los hijos de éste, Álvaro y Plácido, de 7 y 4 años respectivamente.
 
 




 
 
 
 
Siendo alguien tan activo como lo es Plácido no me extraña su actitud: el teatro, la música, la ópera es su vida, pero ahora hay algo que es prioritario en esa vida llena de ajetreo que lleva desde que era un chavalín.
 
Pero Maestro, ahora toca reposo, sosiego y recuperarse. Mucha salud, y qué Dios le bendiga.
 
 




 
 
 
 
 
 
Las primeras notas cantadas por Plácido después de su hospitalización, así como sus primeras palabras para la prensa:
 

sábado, 13 de julio de 2013

La mejor de las noticias: Plácido Domingo ya está fuera del hospital

Esta es la noticia que todos estábamos esperando desde que el martes por la tarde supimos que el Maestro Domingo estaba ingresado en el hospital debido a una embolia pulmonar.
 
El tenor ha salido hoy de la clínica de Nuestra Señora del Rosario donde permanecía ingresado desde el lunes.
 
 
Ahora toca descansar y tomárselo todo con calma. Salud Maestro y que Dios le bendiga. Estas son las fotos más esperadas por todos aquellos que le admiramos.
 
 
 

Como podéis ver Plácido luce un buen aspecto.


jueves, 11 de julio de 2013

¡Todos con Plácido, ánimos Maestro!

 
 
El tenor Plácido Domingo, de 72 años, permanece ingresado desde el lunes en un centro hospitalario de Madrid para ser tratado de una embolia pulmonar, derivada de un tromboembolismo venoso, según informó este martes el Teatro Real.

A pesar del ingreso hospitalario, el tenor madrileño "está siendo exitosamente tratado" de dicha afección, que le impedirá cantar en el coliseo de la Plaza de Oriente la ópera "Il postino", de Daniel Catán, que estrenó en septiembre de 2010 en Los Ángeles y en la que pone voz al poeta chileno Pablo Neruda.

Un comunicado de los representantes del tenor, citado por el Teatro Real, hace hincapié en que "se espera" que Domingo "tenga una recuperación total", si bien "por órdenes de su médico, se verá obligado a permanecer bajo supervisión y descanso obligado durante 3 a 4 semanas". "El retorno preciso a sus compromisos artísticos queda sujeto a la rapidez con la que pueda recuperarse y recobrar su característica fuerza y energía", se afirma en el comunicado.

Plácido Domingo, que el jueves tenía previsto ofrecer una rueda de prensa para informar de su regreso al Teatro Real con esta ópera, que ha cantado ya antes en otros coliseos operísticos del mundo, iba a participar en cinco representaciones, la primera de ellas el miércoles día 17.

La dolencia por la que Domingo fue hospitalizado este lunes en Madrid le impedirá también dirigir a la Orquesta de la Comunidad Valenciana el próximo domingo día 21 en la Plaza Mayor de Madrid, en un concierto popular y gratuito, con motivo de los Veranos de la Villa, en el que se iban a interpretar obras de Verdi y Wagner.

El Teatro Real ha lamentado "enormemente" la enfermedad del tenor madrileño y le traslada sus "mejores deseos de una pronta recuperación". Fuentes próximas informaron de que el cantante llegó a Madrid el viernes pasado y que estuvo en el teatro el sábado. "A nadie le extrañó que no asistiera a los ensayos, ya que es una obra y un montaje que conoce de memoria". Desde la reapertura del Teatro Real en 1997, Plácido Domingo ha participado en prácticamente todas sus temporadas.

Domingo será sustituido en el papel de Pablo Neruda por el tenor valenciano Vicente Ombuena, que ha encarnado ya antes este personaje en el Teatro Bellas Artes de México y en el Municipal de Santiago de Chile, donde se alternó con Plácido Domingo.

"Il postino", del compositor mexicano Daniel Catán (1949-2011), gran impulsor y divulgador de la ópera en español, se inspira en la película del mismo nombre producida en Italia y dirigida por Michael Radford en 1994, a partir de la novela corta "Ardiente paciencia", del escritor chileno Antonio Skármeta, publicada en 1983. Pese a que el libreto de "Il postino" está escrito en castellano, la obra tuvo que mantener el título del film italiano por acuerdos contractuales con los productores cinematográficos.

Plácido Domingo, amigo del compositor, le encargó la partitura para la Ópera de Los Ángeles, que la produjo en colaboración con el Theater an der Wien (Viena) y el Théâtre du Châtelet (París). Catán pudo asistir a su estreno mundial, en septiembre de 2010 en Los Ángeles, y posteriormente a su presentación en Viena, pero la muerte lo sorprendió en abril de 2011 en Austin (Texas), dos meses antes de que la misma subiera a escena en París. El compositor contaba entonces 62 años y se encontraba inmerso en la composición de su quinta ópera.

¡Feliz cumpleaños, Jonas!

Hoy cumple 44 años, y el tenor germano está en la cima de su carrera. Esperemos que se mantenga en ella.
 
 
 
El pasado día 8 acabó la primera tanda de Trovatores en Múnich y el pasado día 3 salvó una representación de "Lohengrin" también en su ciudad natal en la que sustituyó, debido a una indisposición a Klaus Florian Voigt.

martes, 9 de julio de 2013

Plácido Domingo ingresado



Desgraciadamente la actualidad operística pasa por Madrid y tiene nombre propio: Plácido Domingo. El tenor madrileño está hospitalizado debido a una embolia pulmonar de la que, según los distintos comunicados de prensa, evoluciona favorablemente.

Siento no ser tan extensa como en otras ocasiones, pero no quiero escribir nada a sangres calientes porque ahora mismo pasan millones de cosas por mí cabeza. Quizás mís reflexiones las escriba mañana o pasado, quien sabe, pero necesito una bocanada de aire fresco para digerir la notícia.

Y en qué fecha... hoy recordaba que hace dos años, a estas mismas horas, estaba disfrutando de su voz en el Liceu con su brillante interpretación de "Tamerlano"... 

Desde aquí todo mí apoyo para el Maestro Domingo y a su família en nombre mío y de todas las personas que de alguna manera u otra se han acercado a este espacio para compartir vivencias y emociones.

Maestro una pronta recuperación, le queremos mucho.

Aquí os dejo una de las múltiples notícias que han aparecido en distintos medios digitales:

Plácido Domingo, ingresado por una embolia pulmonar

El tenor está siendo "exitosamente tratado" en un hospital de Madrid, según el comunicado emitido por sus representantes 

Cultura | 09/07/2013 - 19:06h | Última actualización: 09/07/2013 - 21:36h
Madrid. (EUROPA PRESS).- El tenor Plácido Domingo fue ingresado este lunes, en un hospital de Madrid, "donde está siendo exitosamente tratado de una embolia pulmonar derivada de una tromboembólica venosa", según el comunicado emitido por sus representantes.
La misma nota indica que se espera que el tenor madrileño tenga una recuperación total, pero por órdenes de su médico "se verá obligado a permanecer bajo supervisión y descanso obligado durante 3 a 4 semanas". El retorno preciso a sus compromisos artísticos queda sujeto a la rapidez con la que pueda recuperarse y recobrar su característica fuerza y energía, añade la nota.
De este modo, Plácido Domingo tendrá que cancelar su participación en las cinco funciones de la ópera Il postino, de Daniel Catán, en el Teatro Real, programadas para este mes, así como su participación como director de orquesta en el concierto que dirigiría en la Plaza Mayor de Madrid el domingo 21 de Julio. El Teatro Real ha lamentado "enormemente" la enfermedad del gran tenor madrileño y le traslada sus mejores deseos de una pronta recuperación.
El Teatro Real comunica, asimismo, que el papel de Pablo Neruda será interpretado por Vicente Ombuena, que ha encarnado a este personaje en la producción que se ofrecerá en Madrid, en el Teatro Bellas Artes de Méjico y en el Municipal de Santiago de Chile, en donde el tenor valenciano alternó el rol con Plácido Domingo.

Un bocadito de "Domingo Verdi"

 

 
 
Para los impacientes que como yo ya estamos contando los días para escuchar el nuevo cd de Plácido Domingo dedicado a Verdi, en la que el tenor abandona las vestiduras de los jóvenes héroes verdianos y se endosa los ropajes de barítono.
 
Para ir haciendo boca, os dejo este interesante enlace:
 
 

domingo, 7 de julio de 2013

Compartiendo, con Plácido Domingo, 23 años de pasión

Llega el calor del verano y parece ser que esta vez va en serio. Las tan deseadas vacaciones se huelen ya a la vuelta de la esquina. Estamos en la recta final del curso y a unos días de que se nos permita tomar una bocanada de aire fresco para empezar, en septiembre, la nueva temporada con energía.
Julio es para mí un mes especial, y no por el hecho de ser el mes que precede al ansiado descanso anual que todos nos merecemos, sino porque hoy hace 23 años que nació mi pasión por la ópera.
Hablaba hace unos días de la pasión por las cosas a raíz de una intervención de Plácido Domingo, y esto precisamente, pasión, es lo que yo he venido sintiendo a lo largo de estos 23 años, pasión por la ópera y por lo que me ofrece.
Quién tenía que decir que la voz de Domingo impactaría tan fuerte dentro de mí y a esa temprana edad, pues hasta ese día, poco conocía acerca de este género que consideraba aburrido y ramplón. Aunque no tan sorprendente es para mí el impacto ocasionado como la duración del mismo, algo por lo cual, nadie, ni incluso yo misma, hubiera apostado.




Cuál es el poder de seducción que tienen en mí las voces me lo he preguntado muchas veces a lo largo de toda mí aventura operística. Sin duda son gargantas todas ellas privilegiadas las que son capaces de transmitirnos con sus sones un sinfín de emociones que se clavan en los aficionados cual cuchillo bien afilado. La hoja del instrumento punzante traspasa nuestra piel y provoca la herida de la emoción, una herida que perdura en el tiempo y, aunque intente cicatrizar, se abre inevitablemente cada vez que sus voces nos regalan su arte.
La herida nunca sana, siempre sangra. El día que la mía no lo haga, tendré que plantearme seriamente el dejar de escuchar ópera.




Y es que hoy hace 23 años desde que el triunvirato más famoso del mundo de la ópera se unió bajo el cielo romano, obvio ya nombrarlos porque de sobra todos conocemos sus nombres. Se cumplen 23 años de ilusiones, de nervios, de sentimientos y emociones, de lágrimas, de horas sin sueño esperando retransmisiones en directo, horas dedicadas a la ópera, horas de curiosidad ante el gran abanico de posibilidades que el género me abría, horas dedicadas a aquél que fue y sigue siendo a sus 72 años, el artífice de mí pasión por la ópera: Plácido Domingo.
Evocar en estas fechas el fresquísimo y joven concierto de los Tres Tenores en las Termas de Caracalla es para mí obligado, porque cómo podría olvidar semejante día si tan importante ha sido en mí vida.
En todos y cada uno de ellos no ha habido uno de solo en que no lo haya recordado, y a través del tiempo, repitiendo una y otra vez el concierto me doy cuenta de los mucho que ha cambiado la ópera y la manera de cantar, y evidentemente de gestionarla, pero los aficionados también hemos cambiado. Mucho.
Lo que en aquel ya lejano año 1990 empezó como una mera afición se ha convertido en una pasión que, sin la cual, no concebiría este mundo lleno de conflictos y problemas, porque la ópera, con sus historias y apasionadas músicas hace que, por un breve intervalo de tiempo, nos olvidemos de la cotidianidad de nuestro día a día.
He aquí el poder de las voces, he aquí el grandioso poder de la música. Esto es lo que llamamos ÓPERA, y eso lo ha conseguido, con su voz, un tenor que responde al nombre de PLÁCIDO DOMINGO.


lunes, 1 de julio de 2013

El primer Manrico de Jonas Kaufmann.

“Il trovatore” representada en Munich el pasado 27-6-13 viene a sumarse a una larga lista de funciones verdianas que se están sucediendo a lo largo de todo este año, pero quizás esta fuera esperada con especial interés dado el calibre vocal de la pareja protagonista, me estoy refiririendo a Jonas Kaufmann y a Anja Harteros.

Y cómo no iba a haber expectación ante semejante dúo… aunque a veces nos quedamos solamente con esto… expectación y el resultado no acaba de ser del todo óptimo ni al nivel de excelsitud que podíamos esperar o desear.

Ya un par de días después de la función podíamos apreciar en youtube el “Ah si ben mio” y la “pira” interpretada por el tenor alemán, supongo que el audio era procedente del ensayo general, pero he preferido hacer una valoración global de su aportación al personaje verdiano una vez escuchada toda la obra, que gracias a la generosidad de Joaquim, el autor del blog “In Fernem Land”, he tenido la oportunidad de gozar ya y a la espera de ver la producción el próximo viernes a través de la web de la ópera de Múnich.
 
 

Con este Trovador, KAUFMANN añade un personaje más a su lista de óperas y aunque su estado vocal es óptimo, su Trovador no me convence, lo encuentro totalmente desencajado, desorientado como Manrico y no siempre logra encontrarse con el personaje ni vocalmente ni en estilo.

Me falta en él la heroicidad, un canto más impulsivo y vigoroso, más dramático, un poco más desbordado emocionalmente, y no tan cerebral como nos lo presenta. Su personaje es interesante en el último acto pero lo empaña con unos pianos en “insano ed io quest´angelo osava maledir” que para nada cuadran con la emotividad y desespero del personaje, de alguien que está asistiendo a la muerte del ser amado. No.

Quizás Manrico sea una anécdota en su carrera y cante esta tirada de representaciones muniquesas y sea lo suficientemente inteligente como para dejarlo aquí, porque Kaufmann nunca podrá abordar psicolológimente este tipo de óperas, pues su línea de canto, aquella que me gusta, aquella con la cual disfruto está muy alejada de la que requiere, a mí gusto, “Il trovatore”. Si bien es cierto que cumple con “Di quella pira”, su voz queda oculta tras una orquesta pasadísima de decibelios durante toda la representación y que para nada ayuda a Kaufmann ni, evidentamente, a Harteros.

Canta la “pira” y la canta bien, claro que sí, y el agudo final “all´armi” es generoso, pero con ello no hay suficiente.

Las comparaciones son odiosas. Cierto. Pero no hace tanto escuché un Trovador a Marcelo Álvarez, en una producción del Metropolitan y su Manrico me entusiamó mucho más que el de Kaufmann, y me confieso una seguidora del tenor alemán. Y quizás ello fue debido a la pasión que el argentino le pone a Manrico, dotándolo de un canto más heroico e incisivo, con impulso, con pasión. Almenos para un Manrico necesito estos elementos, de los cuales Kaufmann, en esta primera intervención, carece.

No es cuestión de tener las notas o hacer las notas, sino de enmarcarse en el estilo propio y en el personaje, y en este sentido, para mí Kaufmann nunca podrá abordar este tipo de papeles más viscerales que intimistas como puede ser su Werther, porque le falta sangre y carácter y un poco más de temperamento, temperamento que debe perfectamente combinar con pasajes mucho más líricos como el “Ah si ben mio”, bien interpretado, pero que no llega a tocar la fibra al oyente (al menos la mía).

Le falta de nuevo sangre y virilidad en su “Mal reggendo all´aspro assalto” notorias carencias también en su “Un momento puo involarmi..”, Kaufmann lo aborda una vez más con una falsa elegancia que quiere y no puede acercarse al drama del momento.

Además, precisa para mí este pasaje de una voz con un timbre más redondo y claro (su voz me llega plana, sin armónico), su voz suena oscura (que ello no quiere decir nada, porque su Werther suena oscuro y su aportación es extraordinaria) y por algún momento me parece que no acaba de encontrar del todo la melodía sobre todo al principio “Mal reggendo all´aspro asalto…).

Sin ser un desastre vocal de Trovador es muy, pero que muy mejorable y matizable y que en un cantante como Kaufmann podemos esperar mucho, pero que mucho más, aunque auguro que muchos Manricos no va a cantar, y espero que así sea y no malmeta su voz.

Pero es que la segunda decepción de la tarde (después de la escena inicial de Ferrando) me llega con el terceto del primer acto ente Manrico,Leonora y el Conde de Luna, uno de mís momentos preferidos del Trovador. Y con este fragmento, la pareja protagonista ya no le imprime carácter, sus voces no son cortantes, no se elevan lo suficiente como para hacer que se me ponga la carne de gallina, aunque el problema de la falta de volumen, o de que suenen sus voces un tanto apagadas creo que es más debido al incontrolable volumen orquestal que a nada más, como he dicho antes. Lo único que salva el momento es la extraordinaria belleza musical que Verdi dejó escrito para la posteridad.

 


HARTEROS, al igual que Kaufmann está para mí desencajada completamente en el papel de Leonora, puesto que no logra sentirse cómoda en ningún pasaje, con una voz en color oscilante que ningún favor le hace al personaje ni a ella misma.

 

Del resto del elenco ni hablo porque una de las cosas peligrosas en este tipo de repartos es caer en la tentación de poner en cartel los nombres de Kaufmann y Harteros, cantantes de primera, porque se suele descuidar un poco la elección de los personajes secundarios, que en esta ópera, tanto Azucena como el Conde de Luna, de secundarios tienen poco, y en el caso que nos ocupa, se dedican a cumplir pero no aportan nada de nada.

Veremos que tal la representación del viernes a la que se añadirá una puesta en escena de lo peor que he visto en mucho tiempo.